Wednesday, 4 September 2013

Establecer normas en casa


Establecer límites es algo esencial en la educación de nuestros hijos. A través del establecimiento de límites en la familia, el niño aprende a cumplir normas, algo que le será indispensable en el futuro ya que nuestra sociedad está llena de normas que se deben cumplir.

Los límites son las normas que cada institución (entre ellas la familia) acuerda para sus miembros y que marcan las pautas de comportamiento a seguir. Los límites bien establecidos son esenciales para el desarrollo del niño por varias razones:
  • Le servirán de guía para saber cómo debe comportarse, que comportamientos son apropiados para cada situación, que es lo que se espera de él, etc.
  • Los límites aportan estructura y organización a la vida del niño, lo cual les proporciona una sensación de control que será esencial para un desarrollo psicológico adecuado.
  • El establecimiento de límites aporta seguridad y protección al niño. El niño sabe que si sigue las normas va a estar a salvo, ya que sus papás las han establecido para protegerlo.
  • Potencian el desarrollo del autocontrol.
Es indispensable tener en cuenta la edad y nivel de desarrollo del niño a la hora de establecer las normas y el nivel de exigencia en su cumplimiento. Estas deben estar adecuadas al nivel evolutivo del niño. Una permisividad excesiva en el cumplimiento de las normas resultará en niños impacientes y exigentes que tendrán fácilmente dificultades en sus interacciones sociales. Una rigidez excesiva en el cumplimiento de las normas puede desmotivar al niño y afectar su autoconcepto y autoestima.
  • Formulación positiva – Es mejor establecer normas sobre lo que se debe hacer que sobre lo que no se debe hacer. Por ejemplo: si hay que establecer una norma para que el niño no corra por el salón, en lugar de decirle que por el salón NO se corre, le decimos que una vez entramos en el salón tenemos que caminar con cuidado.
  • Claridad – Las normas deben de ser claras y entendibles. Dependiendo de la edad del niño las normas deberán ser explicadas de diferentes maneras.
  • Dar una razón – Hay que explicar al niño porque debe cumplir las normas, de esta forma le resultará más fácil cumplirlas. Siguiendo con el ejemplo anterior, podríamos decirle al niño que cuando entramos en el salón hay que caminar despacito porque hay muchas cosas alrededor y tenemos que tener cuidado para no romperlas.
  • Firmeza – Los padres deben explicar las normas con firmeza y seguridad. Sin gritos pero con tono serio y firme.
  • Es importante sugerir una alternativa, algo que el niño pueda realizar en lugar de la conducta que queremos eliminar. Por ejemplo siguiendo con el ejemplo anterior, podríamos decirle al niño que si tiene mucha necesidad de echar una carrera, puede salir al jardín y correr, pero que cuando entre al salón tendrá que ser caminando.
  • Consistencia – Cuando los padres establecen una norma tienen que ser conscientes de que tendrán que hacer que se cumpla de forma consistente, aunque una tarde estén cansados o muy enfadados. Además ambos padres deberán estar de acuerdo con las normas y exigir su cumplimiento por igual. Si mamá dice una cosa pero papá dice otra totalmente diferente el niño se confunde y termina por hacer lo que quiere.
  • Refuerzo positivo – siempre que se pueda, es recomendable que se felicite al niño, que se le haga saber que nos hemos dado cuenta de que ha cumplido la norma.
Cuando el niño no cumpla alguna norma, habrá que desaprobar la conducta realizada, pero nunca al niño como persona. Es decir, si el niño ha entrado al salón corriendo, habrá que decirle que lo que ha hecho no es correcto porque ha entrado al salón corriendo cuando las normas establecen que hay que entrar caminando, hay que decirle que esta conducta no ha estado bien.

No comments:

Post a Comment